Modificado: octubre 12, 2011
08sep2011

Las propuestas de cambio para las universidades francesas de “Terra Nova”

La fundación francesa Terra Nova, vinculada al Partido Socialista, acaba de lanzar un documento (“Propuesta 2012 – Conseguir el éxito de nuestros estudiantes, hacer progresar a Francia; propuestas para un salto hacia la sociedad del conocimiento”) que en vísperas de las próximas elecciones francesas de 2012 presenta iniciativas novedosas

para las universidades y una estimación de los costes asociados y de las nuevas fuentes de ingresos necesarias para acometerlas.

El informe TerraNova Faire réussir nos étudiants faire progrésser la France: propositions pour un sursaut vers la société de la connaissance no se alinea con las ideas tradicionales de la izquierda: así, por ejemplo, se propone un incremento generalizado del coste de matrícula, el establecimiento de una beca de 500 euros mensuales para todos los estudiantes, la obligatoriedad de entrevistas previas al acceso a la universidad para adaptar el cursus posterior de los estudiantes a sus características individuales (tipo de bachillerato seguido, notas obtenidas, motivación), la supresión de las clases magistrales, el establecimiento de un acceso selectivo al master…

En sus 94 páginas, el documento parte de considerar que el conocimiento tiene, además de un evidente valor económico, un valor humano y social fundamentales. Su diagnóstico de la situación actual de la enseñanza superior francesa es crítico: despilfarro económico y humano ligado a altas tasas de abandono, grandes escuelas encerradas en si mismas, carencias en la financiación de la enseñanza superior, deterioro progresivo en las dos últimas décadas de la actividad investigadora con caída de los estudiantes dedicados a las ciencias de la salud o a las ciencias fundamentales y menor peso en el PIB del gasto en investigación (2% en la actualidad).

A partir de estas consideraciones, la Fundación Terra Nova formula varias propuestas:

Propuestas para combatir el fracaso universitario:

- Entrevistas de orientación previa a la matrícula en cada universidad para identificar estudios previos, motivación, etc. del estudiante y orientarle y encuadrarle adecuadamente

- Diversificación de los estudios introduciendo mayor optatividad e  interdisciplinariedad combinando estudios de ciencias y de humanidades, para adaptarse mejor a los estudiantes. Evitar el aislamiento de las titulaciones y establecer pasarelas que faciliten la movilidad entre ellas

- Establecimiento de grupos por niveles de acceso y resultados de los estudiantes en los dos primeros años de grado, destinando medios adicionales destinados a la reconducción al nivel adecuado de los estudiantes con más dificultades

- Tutoría de alumnos en dificultad (un tutor para cada cuatro alumnos), destinando obligatoriamente a estas actividades -entre otros- a los alumnos de doctorado

- Repositorio nacional gratuito de material docente de alta calidad para todas las asignaturas de grado con un contenido mínimo equivalente al tradicional “manual” aconsejado

- Eliminación de las clases magistrales

Clase magistral en la Sorbonne

- Orientación profesional durante todo el Grado en colaboración con municipios, empresas y servicios de empleo

Para facilitar la autonomía e igualdad de los estudiantes se propone:

- Una ayuda de 500 euros mensuales para todos los estudiantes que desarrollen con normalidad sus estudios, siguiendo un modelo similar al existente en Suecia o Dinamarca. Acumulando todas las ayudas y becas existentes, hoy se podría conceder a todos los estudiantes una beca « de autonomía » de 25.000 euros a razón de 500 euros al mes durante 50 meses.

- A esta ayuda se pueden añadir préstamos sin interés garantizados por el Estado por importe de 150 a 300 euros mensuales a esos mismos estudiantes.

- Además se propugna desarrollar un amplio plan de nuevos alojamientos (40.000) para estudiantes y la rehabilitación de parte (50.000) del parque existente.

- Un incremento de las tasas – mecanismo más justo socialmente tal y como se argumenta de forma muy detallada – que supondría llegar a triplicar los 174 euros vigentes de matrícula de grado (y cuadruplicar los 237 euros en Master y 359 en Doctorado). Esto supondría 1.000 M € adicionales para las universidades. Se mantendría un sistema de becas equivalentes a la matrícula para ciertos supuestos.

- Recuperación del coste de sus estudios a los alumnos de aquellas grandes escuelas que tiene un régimen semi-funcionarial (en las escuelas más prestigiosas los alumnos cobran a lo largo de sus estudios) si son contratados por el sector privado o si dejan el país.

 

Otras reformas propuestas en el ámbito docente son:

- Selección en el acceso a Master, que será de dos años

- Elaboración de un listado nacional de empresas y entidades que ofrecen prácticas de tres a seis meses a estudiantes

- “Bonus” de créditos para aquellos estudiantes que realicen con provecho las prácticas

- Reducción de plazas de acceso directo (examen de entrada) a las grandes escuelas (“Grandes Ecoles”), compensada por un incremento de las plazas que se ofertan a alumnos provenientes de la universidad

Alumnas de l´Ecole Polytechnique en uniforme de gala preprándose a participar en un desfile militar

  

- Revisión y reducción de la oferta de titulaciones

- Tutela del conjunto de la enseñanza superior (incluyendo grandes escuelas) por el Ministerio

           

En el ámbito de la investigación se propone:

- Nuevo modelo de financiación de la investigación, en el que un 50% de la misma se establece en base a proyectos concretos.

- Revisión del papel de todos los organismos públicos de investigación y del equilibrio entre investigación fundamental y aplicada

- Revisión del abanico de medidas existentes de apoyo fiscal a la investigación para asegurar la eficacia real de los recursos destinados a estos fines recuperando como mínimo 615 M € de fondos y beneficios fiscales ineficientes actualmente

- Establecer requisitos de obligatoriedad de contratación de doctores por las empresas que obtienen beneficios fiscales relacionados con la investigación

- Incremento de salarios para jóvenes investigadores y jóvenes docentes

- Posibilidad de una mayor velocidad en la promoción del PDI más capaz

- Convergencia del régimen de actividad docente de los investigadores en centros de investigación públicos con los PDI universitarios, con obligatoriedad para los primeros de tener una dedicación mínima de 42 horas anuales de docencia universitaria (un tercio del mínimo de docencia existente para el PDI), con opción a que el cómputo de esas horas pueda hacerse plurianualmente.

- Recuperación de jóvenes doctores expatriados

- Pasarelas de acceso a la administración general del Estado para doctores

- Reevaluación de los programas de investigación europeos y definición de nuevos modelos de gestión de los mismos

Propuestas de cambios organizativos:

- Identificar claramente los objetivos a alcanzar en las fusiones y reagrupación de universidades  vinculándolos a su entorno

-  Libertad para que las universidades gestionen su patrimonio inmobiliario.

Xavier Puente

5 de septiembre de 2011

 

Esta entrada fue publicada en Docencia, Documentos, Finanzas universitarias, Función pública, Gestión universitaria, Investigación y clasificada en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Publica un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

2 Comentarios

  1. Antonio
    Publicado: septiembre 29, 2011 a las 7:59 am | Permalink

    Tienes una herramienta de construcción masiva. Felicidades

  2. Juan
    Publicado: octubre 7, 2011 a las 5:47 pm | Permalink

    Interesante artículo. Veremos a ver en qué quedan estas ideas y cómo se llevan a la práctica si como parece es el Partido Socialista francés el que triunfa en las próximas elecciones presidenciales el año que viene.

Deja un comentario