Modificado: marzo 14, 2012
13mar2012

Analizando el futuro de las universidades británicasFutures for British universities

UUK (Universities UK), entidad fundada en 1918 que agrupa a 134 universidades británicas, ha publicado hace un mes un interesante informe titulado Futures for Higher Education: Analysing Trends (Escenarios futuros en la enseñanza superior: analizando tendencias) impulsado por el grupo de Rectores del grupo de Planificación a largo plazo en 2011.

 

 

 

El informe tiene como objetivo analizar y dar a conocer hacia dónde puede evolucionar la enseñanza superior en el Reino Unido, probablemente la mayor potencia universitaria europea,  en los próximos veinte o treinta años. Indica cuáles son las tendencias probables, los factores que previsiblemente van a incidir en la evolución de las universidades y, en lugar de presentar una conclusión única, expone diversos escenarios posibles para incitar al debate y a la reflexión abandonando una visión estrecha y cortoplacista. Además UUK incluye en su web enlaces con documentos y tablas adicionales para quienes deseen profundizar en la materia.

El estudio no es complaciente y ofrece una excelente visión estratégica del sector y sus retos. Comienza destacando los importantes cambios de todo orden en curso y como obedecen a  múltiples factores: económicos, políticos, culturales y tecnológicos que, muchas veces, tienen dimensión mundial. Apunta a un ideal en el que las universidades se integrasen plenamente en la búsqueda de resultados útiles para una sociedad cada vez más diversa  y compleja, y que pudieran situarse en el corazón del progreso económico y social. Esto requiere un fuerte compromiso de la universidad con la sociedad en todos los ámbitos y que exista un marco jurídico e institucional que les permita mantener su posición.

Algunas de las principales cuestiones tratadas en el Informe son:

Crecimiento y Financiación:

-          El número de estudiantes ha crecido un 28% en la última década mientras que el gasto lo ha hecho un 60% en términos reales en el mismo periodo

-          El nuevo modelo de financiación de las universidades inglesas (ver nuestra entrada Una revolución en el modelo de financiación en Inglaterra  del pasado mes de septiembre y también las Noticias universitarias mensuales de este blog desde entonces en las que hacemos frecuentes referencias al nuevo modelo de financiación inglés) que arrancará este otoño es un modelo de financiación basado en la demanda y va a tener efectos todavía desconocidos: cambios en las preferencias de los estudiantes: extranjeros, nacionales según origen socio económico u origen étnico, capacidad de adaptación de las universidades a los cambios en la demanda… Teniendo en cuenta los imperativos sociales y económicos (en el informe se cita expresamente la necesidad de crear una  mano de obra cualificada para nutrir a las mejores empresas extranjeras que se instalen en el país), la demanda de estudios universitarios se va a mantener o va a crecer incluso pese a la caída de la natalidad.

-          La financiación universitaria por docencia va a depender de las decisiones de los estudiantes y las subvenciones en ese concepto van a desaparecer siendo sustituidas por las matriculas pagadas por los estudiantes, lo que conducirá a un gran crecimiento de los préstamos a estudiantes. Es previsible en paralelo una apertura de la horquilla de precios de las universidades, con movimientos a la baja en el precio de las matrículas en algunas universidades, y también una menor regulación en las condiciones de acceso de los estudiantes a los estudios.

-          La profundidad de la crisis actual limitará la financiación pública a las universidades durante bastante tiempo, y es probable que haya un arbitraje político entre este gasto y el  destinado a  educación obligatoria y sanidad. La confluencia de estos límites con una demanda de estudios superiores creciente en una “sociedad del conocimiento” implicará una mayor contribución personal de los estudiantes y la búsqueda de fórmulas imaginativas de financiación.

-          En este modelo de “mercado” la competencia entre universidades va a  aumentar al igual que las exigencias de transparencia para facilitar la toma de decisiones (elección de titulación, universidad, etc,) por los estudiantes y la calidad de la enseñanza; también va a tener un papel central la rendición de cuentas para asegurar el uso correcto de los fondos públicos. Aunque en los últimos años se enfaticen los beneficios individuales de la enseñanza superior, sus beneficios sociales son muy relevantes y por ello deben garantizarse de forma real y no retórica, lo que significa asegurar y dar a conocer la accesibilidad a la universidad, su calidad y su eficiencia y rendir cuentas por el uso de sus recursos 

Financiación de la investigación

Dos datos se apuntan:

-Como consecuencia de la menor disponibilidad de fondos públicos habrá una evolución hacia la potenciación de modelos de financiación privada de la investigación

- Las economías emergentes van a generar un panorama de centros de investigación regionales y la investigación va a cobrar un carácter multipolar

Demanda y oferta de estudios

Pese al importante crecimiento de una oferta universitaria de calidad para generar un entorno favorable a la economía del conocimiento en muchos países y a la fuerte competencia internacional para atraer a estudiantes extranjeros, es previsible una demanda local sostenida de estudios universitarios y una creciente demanda  de estudiantes extranjeros en las universidades del Reino Unido. El Reino Unido se ha beneficiado de una fuerte demanda de los BRICS , en especial de China e India con casi 100.000 estudiantes en el curso 2009-10- y las universidades se han convertido en una industria que generó la entrada de 7.900 Mde libras ese año, importe que podría más que doblarse de aquí a 2025. Para alcanzar ese objetivo hay que hacer una oferta competitiva y de calidad y asegurar un entorno favorable y una política de visados adecuada. La demanda extranjera de postgrado (hoy el 29% de los estudiantes de postgrado no son europeos) es también un elemento decisivo en el desarrollo de la investigación.

Un factor relevante a tener en cuenta será el crecimiento o no de una clase media educada en todo el mundo que generaría ese tipo de demanda y también el desarrollo de modelos de enseñanza menos estructurados y más diversos que los actuales.

No hay que despreciar el desarrollo de la Transnational Education (TNE), centros en el extranjero con diversas modalidades (campus o universidades en el extranjero, titulaciones compartidas, dobles grados, o a distancia, franquicia de titulaciones, ….), que son un área de enorme crecimiento potencial y que permite a las universidades británicas cubrir un mercado mucho más extenso, generar nuevas fuentes de ingresos, extender su presencia e identidad en nuevos mercados y generar alianzas en investigación. En 2009-10 por primera vez hubo más estudiantes extranjeros estudiando en universidades británicas en el extranjero que en el Reino Unido.

 El impacto de la tecnología

Aunque hoy por hoy la enseñanza a distancia es muy minoritaria (5%) debe tenerse en cuenta el impacto de las nuevas tecnologías como consecuencia de la expansión de la banda ancha, los cambios culturales en el uso de nueva tecnologías, y por lo que supone en términos de acceso a un nuevo potencial de estudiantes.

Xavier Puente – 12 de febrero de 2012

 

Esta entrada fue publicada en Docencia, Documentos, Educación, Estudiantes, Finanzas universitarias, Formación, Gestión universitaria, Investigación, Rendicion de cuentas, Sin categoría y clasificada en , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Publica un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

9 Comentarios

  1. Paola
    Publicado: marzo 15, 2012 a las 9:36 am | Permalink

    Me pregunto cómo es posible trasladar estas proyecciones al ámbito latinoamericano
    Muchas gracias por compartir el informe

  2. Miguel Angel
    Publicado: marzo 15, 2012 a las 9:37 am | Permalink

    Francamente interesante. Recomiendo su lectura.

  3. Joaquín
    Publicado: marzo 15, 2012 a las 11:45 pm | Permalink

    Es curioso ver cómo parece más importante el negocio que la formación de las personas. La educación no es un negocio, sino una inversión para el futuro de un país. La universidad al servicio de las empresas viciará su libertad y dejará sin futuro a aquellos estudios necesarios para la humanidad, pero poco rentables para las empresas o para la oligarquía financiera. En este sistema aberrante, la universidad será para las élites, nacionales o extranjeras, algo que en Inglaterra parece aceptado hace tiempo.

  4. Concepción
    Publicado: marzo 20, 2012 a las 1:14 pm | Permalink

    Sorprende, o más bien no, que las principales universidades de USA y de UK se planteen su situación y su futuro. Son críticos consigo mismos. el crecimiento del gasto de la Universidad dobla el crecimiento del número de estudiantes, debe estar más cerca de la demanda real de la sociedad si quiere ser motor del desarrollo de la sociedad, dar facilidades a sus clientes potenciales (extranjeros), y desarrollar su enseñanza fuera de su territorio. Vaya, que la enseñanza superior sea además una fuente de riqueza para el país. ¿En España tenemos esos planteamientos?

  5. Publicado: marzo 20, 2012 a las 2:02 pm | Permalink

    Las universidades inglesas son instituciones que tienen fortaleza económica, una larga tradición y que saben – porque en muchos casos han tenido dolorosas experiencias recientes de gravísimas crisis financieras internas – que dependen de una multiplicidad de fuentes de recursos económicos (tasas de estudiantes nacionales y extranjeros, fondos públicos y privados en investigación, donaciones, patrimonio propio, …) para sobrevivir – asegurar su sostenibilidad a medio plazo – y para mantener su privilegiada posición en un entorno crecientemente competitivo a nivel mundial.
    Tienen unos recursos muchas veces envidiables y una posición en la economía nacional muy relevante (como la tienen algunas universidades públicas en su entorno local y regional en España).

    En España no veo este tipo de reflexión colectiva – ni en ésta ni en otras cuestiones – en órganos equivalentes a la UUK como sería la CRUE, ni tampoco una excesiva preocupación en las universidades por lo que demanda la sociedad en términos de docencia o investigación.

  6. Camilo
    Publicado: marzo 22, 2012 a las 9:05 am | Permalink

    Interesante información; al final lo cierto es que en gran medida la calidad de las IES se fundamenta en sus Docentes.

  7. Beatriz
    Publicado: marzo 27, 2012 a las 8:26 am | Permalink

    No pertenezco al ámbito universitario, pero leyendo este artículo me pregunto ¿no puede suponer una amenaza para las universidades españolas esta política de expansión de las universidades como la británica? Según informan, ya en el curso 2009-2010 hubo más estudiantes extranjeros estudiando en universidades británicas en el extranjero que en el Reino Unido. ¿Cómo está este tema en nuestras universidades, existe está política de captación en el extranjero? Aunque me imagino que para que esto tenga éxito la universidad tiene que estar muy bien posicionada a nivel internacional, y este no es el caso de las españolas.

    • Publicado: marzo 27, 2012 a las 8:35 am | Permalink

      En general las universidades españolas no tienen políticas de captación de alumnos extranjeros o cuando las tienen son tímidas. Por otra parte no ven ventajas ligadas a esa captación porque, también en general, aplican las mismas tasas a los extranjeros (no comunitarios) que a los nacionales (y comunitarios), al contrario que lo que hacen los ingleses, que si se benefician por esta vía de unos ingresos significativos via tasas diferenciadas.

  8. Rosa
    Publicado: abril 9, 2012 a las 5:25 pm | Permalink

    La verdad es que las universidades inglesas y las de EEUU siempre han sido un referente por disponer de un sistema de financiación muy abierto que ha garantizado su sostenibilidad y crecimiento basándose en la calidad. Incluso, ya hace años el estudiante recibía préstamos con condiciones especiales y con ello elegía donde estudiar su titulación y postgrado.Además su investigación estaba organizada en torno a grupos y objetivos, financiada interna y externamente y respondía a una necesidad de impacto,Tradicionalmente ha existido un orgullo de pertenencia de los alumnos y los profesores. En nuestro caso, estoy convencida que tenemos muy buenas facultades en universidades públicas y privadas, un porcentaje de excelentes alumnos y tambien profesores pero debemos ser capaz de racionalizar el conocimiento y la gestión. Hay que ser mucho más eficiente y acostumbrarnos a medir los resultados y fijar objetivos atendiendo a recursos y resultados ligados a la financiación. Aunque llevamos más de 15 años hablando de planes de calidad y excelencia la verdad es que justo ahora con el gran recorte presupuestario, los gestores universitarios y tambien los propios profesores somos los que debemos ver en la innovación una oportunidad para que cada universidad mantenga su misión y la haga realidad. Esto exige esfuerzo de todas las partes, mucha formación y especialmente un plan de acción conocido por todos, una excelente coordinación en los planes de acción y organización, medición, seguimiento… transparencia y alguna que otra medida drástica para aquellos que no hayan cumplido sus compromisos. Cuando tengamos todo esto, siento que empezaremos a ver en la calidad una forma de diferenciación, de aportar valor y la garantía de una nueva financiación.

2 Trackbacks

  1. Por 电影网 el abril 25, 2012 a las 9:28 pm

    […] Interviews from the Congreso de Geografía de …Analizando el futuro de las universidades británicas | Más que …Rankings ISI de las Universidades Españolas | Universo AbiertoUNIVERSIDADES APENAS PUEDEN PAGAR LOS […]

  2. […] autor cita el informe británico Futures for higher education (podéis ver un magnífico resumen castellano en la página de Xavier Puente y Tomás Gómez) de lo que será el cruel mercado […]

Deja un comentario